Etiquetas

, ,

Más noticias directas desde Grecia, de esas que no veréis por la televisión, ya que es más interesante asustar al personal con imágenes de brutales cargas policiales: “¿ves?, esto es lo que pasa si protestas” es el mensaje no tan subliminal que lanzan los informativos cada vez que transmiten noticias sobre el país heleno, pero qué se puede esperar de unos medios de comunicación que son propiedad de los mismos poderes económicos que nos condujeron a esta crisis.

Pero más allá de la violencia y la represión, la resistencia ciudadana y el convencimiento al que están llegando los griegos de que su Gobierno les ha abandonado por completo, está llevando a la gente a organizarse para hacer funcionar los servicios de forma autónoma. A continuación reproduzco un comunicado difundido por la asamblea general de  los trabajadores en el Hospital General de Kilkis:

(disculpad el modo de expresión, pero se trata de una traducción del griego al inglés y de ahí al castellano, así que chirría un poco, pero he preferido no tocar nada al no poder contrastarlo con el original)

Kilkis, norte de Grecia: Ocupación y autogestión del hospital de la ciudad por parte de los trabajadores

Según un comunicado difundido por la asamblea general de  los trabajadores en el Hospital General de Kilkis, los médicos, enfermeros y otros miembros de la plantilla han declarado que los problemas de larga duración del Sistema Nacional de Salud(ESY) del país no se pueden solucionar con las peticiones limitadas del sector de servicios de salud. De modo que los trabajadores en el hospital han respondido a la aceleración del fascismo por parte del actual régimen, ocupando el hospital y sometiéndole a su control directo y completo. El organismo para tomar decisiones administrativas será la asamblea general de los trabajadores.

También hacen hincapié en el hecho que el gobierno griego no se ha librado de sus obligaciones financieras hacia el hospital. Los trabajadores denunciarán todas las autoridades competentes a la opinión pública y, en caso de que no se aceden a sus demandas,  se dirigirán a las autoridades municipales y a la comunidad local y general para pedir apoyo de cualquier tipo para sus esfuerzos: salvar el hospital y defender la gratuidad de los cuidados sanitarios públicos, derrocar el gobierno y la política neo-liberal.

El 6 de febrero, los trabajadores solo atenderán urgencias hasta recibir el pago completo de sus salarios y la restauración de sus sueldos a niveles pre-Troika. Sin embargo, siendo conscientes de su misión social y de las  obligaciones morales asociadas con su profesión, seguirán protegiendo la salud de los que entran en el hospital, prestando atención gratuita a los que lo necesitan.
La próxima asamblea general de los empleados tendrá lugar por la mañana del día 13 de febrero.  Habrá asambleas todos los días y serán el principal organismo para tomar cualquier decisión acerca de los trabajadores o del funcionamiento del hospital.

Los trabajadores han pedido solidaridad de personas y trabajadores de todos los sectores, la involucración de los sindicatos y organizaciones progresivas y el apoyo de los medias de información real. También se celebrará una rueda de prensa el día 15 de febrero a las 12,30. Entre otros, invitan a sus colegas en otros hospitales, como también a otros funcionarios y trabajadores del sector privado a tomar decisiones parecidas.

Fuentes: Traducción al castellano, Coordinadora anti privatización de la sanidad pública de Madrid (CAS), traducción de Kate Pickering. Traducción al inglés de Contra Info.

Raúl Martín Fernández

Anuncios