Etiquetas

, , , ,

Cuanta tontería se escucha últimamente, intentando justificar lo injustificable. La última, la del inefable De Guindos, al que se le ha ocurrido la brillante idea de que las rentas altas paguen por acceder a los servicios sanitarios, ya que “no es de recibo que alguien que cobra mucho acceda a servicios gratuitos”.

Alguien debería explicarle al Ministro de Economía de dónde sale el dinero que él tan alegremente maneja, porque ese va a ser el fallo, que no tiene ni puta idea de cómo se obtiene, de lo contrario no se puede decir una estupidez de tamaño calibre y quedarse tan tranquilo.

Los servicios públicos, entre ellos los sanitarios, se financian a través de los impuestos que recauda el Estado, tanto directos como indirectos, siendo los directos además de carácter progresivo (el que tiene mayores ingresos, paga más, para entendernos), por lo tanto, hablar de que alguien de rentas altas está accediendo a “servicios gratuitos” es radicalmente falso: esa gente está pagando de sus sueldos un alto porcentaje para sostener los servicios públicos de este país, así que cuando van a un Hospital, no están haciendo nada más que recurrir a unos servicios que previamente han pagado.
Lo mismo vale para las rentas más humildes, también pagan, si bien en función de su nivel de ingresos, y esa es la grandeza del sistema sanitario público español: cada uno paga de acuerdo a sus posibilidades, pero todos reciben el mismo nivel de asistencia.

Esto vale para todos los servicios públicos de este país: se financian a través de los Presupuestos Generales del Estado, o lo que es lo mismo, del dinero que todos aportamos. Son, por lo tanto, unos servicios nuestros y que ya hemos pagado, si nos dicen que hemos de volver a pagar para acceder a ellos, simplemente nos están estafando.

Disfruten de lo votado

Raúl Martín Fernández.

Anuncios