Etiquetas

, , , ,

La eliminación del sistema de sanidad universal, sustituyendolo por un sistema de asegurados es la reforma más profunda que se ha realizado al Sistema Nacional de Salud, si bien ha pasado bastante inadvertida, oculta por otras maniobras que, al incidir de manera inmediata en el bolsillo de los usuarios, han reclamado su atención directa. (como el cambio del porcentaje de asignación en el copago farmacéutico, por ejemplo)

A pesar de la poca polvareda que ha levantado, gracias a las hábiles maniobras para ocultarlo, es el cambio más radical llevado a cabo por el Gobierno, y no solo desde un punto de vista teórico-filosófico, sino desde un enfoque práctico. Sus consecuencias tardarán algo más en notarse, pero cuando por fin lo hagan, serán un terremoto.

La Sanidad Universal es un objetivo prioritario en todos los países en los que se ha impuesto la espiral de recortes: su eliminación está la primera en la lista de exigencias.
El sistema Universal se sustituye por el de asegurados, en el que los ciudadanos quedan catalogados en diversos niveles en función del dinero que aporten al sistema, y a su vez reciben un nivel de atención distinto dependiendo de su nivel de aseguramiento.
¿O creían que todo este follón se había montado para que todo siguiera igual, para que todos siguieramos teniendo derecho al mismo nivel de asistencia sanitaria?.

Como ya he señalado, España no es una isla en este asunto, sino parte de una corriente, de una imposición generalizada: no somos los únicos que hemos sacrificado nuestra Sanidad Universal en el altar del Dios Mercado.
Otros países que también lo han hecho son Italia o Grecia, por ejemplo.
Permitanme mostrarles lo que supone tener un sistema de asegurados, permitanme enseñarles nuestro futuro cercano: (fuente del texto citado CAS Madrid)

El Colegio de Médicos de Atenas dirige al gobierno un llamamiento por los enfermos sin seguro, denunciando que dos de cada diez enfermos que visitan el Consultorio de Misión Social necesitan intervención quirúrgica, pero el Sistema Nacional de Salud los abandona a su suerte, porque no pueden pagar.

Revela incluso que estos enfermos no pueden obtener un libro de recetas de falta de recursos, ya que, según la legislación vigente, ciudadanos que no hayan pagado sus deudas a las mutuas y a Hacienda, no pueden obtener el certificado fiscal ni el libro de recetas de falta de recursos.

El Colegio de Médicos de Atenas denuncia que ha habido casos de enfermos de cáncer a los que se les ha diagnosticado tratarse quirúrgicamente tumores en estadio prematuro, pero no han sido operados porque no tenían dinero.

 

Bienvenidos a nuestro futuro.
Disfruten de lo votado

Raúl Martín Fernández

Anuncios