Etiquetas

,

Chipre son dos países, ¿por qué se habla solo de uno? Fuente: Adaptación de Enrique A.Chaparro de trabajo original de Golbez.

Chipre son dos países, ¿por qué se habla solo de uno?
Fuente: Adaptación de Enrique A.Chaparro de trabajo original de Golbez.

Es llamativo cómo se habla de Chipre en los informativos, no solo por la cantidad de veces que se hace referencia a este pequeño país, a consecuencia de la ¿cómo llamarla?, ¿intervención, rescate?, ¿o saqueo, como aseguran los rusos y también muchos chipriotas?, sino también por la forma en que se hace.

Y con la forma me refiero a la insistencia en tratar a Chipre como si fuese un único país, cuando en realidad se trata de una isla dividida en dos, simplificando, hay un Chipre del Norte (República Turca del Norte de Chipre) y un Chipre del Sur (República de Chipre) al igual que en Corea.

No se trata de dilucidar quién tiene la razón de su parte en este conflicto, lo que llama la atención es el absoluto silencio al respecto. Cuando se habla del rescate de Chipre o de la quiebra de su economía, se pasa totalmente por alto que eso solo afecta a una parte del país… casualmente la misma parte del país que ha seguido la política económica de Bruselas y que está en el Euro.

Es realmente digno de estudio: cómo la parte norte del país, que siempre ha sido la zona pobre, con un menor crecimiento y menor renta per cápita, de la noche a la mañana se ha convertido en el hermano rico gracias al estrepitoso colapso de la economía del sur.

No se puede atribuir el que ahora el norte sea la zona rica a su mayor crecimiento, no, es el sur el que se ha derrumbado.
Si en los medios de comunicación se hablase realmente de todo Chipre, tendrían que explicar porque el norte sigue su rumbo tranquilo y sin sobresaltos, mientras que el sur, que es el que ha seguido la ortodoxia económica, y además estaba en el tan beneficioso Euro, se ha hundido.
Como explicar eso sin reconocer que todo nuestro sistema económico es un inmenso error, es poco menos que imposible, pues mejor hacer como que el otro Chipre no existe.

La estrategia es clara: si hablamos de un único Chipre, seguro que conseguimos que la gente no se dé cuenta de que en la realidad que les contamos falta casi la mitad de la isla, justo la mitad que se ha salvado de este desastre.

Raúl Martín Fernández.

Anuncios