Etiquetas

, , , , ,

La gestión privada de las carreteras se ha demostrado un fiasco absoluto.

La gestión privada de las carreteras se ha demostrado un fiasco absoluto.

Las carreteras privadas (autopistas) están en quiebra y las va a rescatar el Estado, porque las empresas privadas son absolutamente incapaces de llevar a cabo una gestión eficaz.

Nos vendieron que era mucho mejor que las carreteras las gestionase una empresa privada, que sería más barato para todos.
Lo eficiente y moderno a la hora de encarar las nuevas infraestructuras es que las haga una empresa privada, que luego nos cobrará un canon por su uso… y el que no quiera o no pueda pagarlo, que se vaya a las carreteras públicas, de peor calidad.

Captarán el paralelismo con la deriva de la educación: colegios concertados en los que se paga por matricular a los niños, y escuelas públicas de menor calidad para el resto; o con la sanidad: centros públicos gestionados por empresas privadas que cobran un canon directamente de los presupuestos… y si no quieres colas, te vas a la sanidad privada.

El Tribunal de Cuentas demuestra en un informe que servicios como la recogida de basuras, la limpieza viaria o la gestión del agua, no solo son de mayor calidad si los gestiona directamente el municipio ¡sino que encima son más baratos!

Los servicios de autobús urbano se están rescatando de manos privadas y remunicipalizando en varias ciudades por el sobrecoste que se estaban cobrando las compañías a las que se había concedido la gestión del servicio.

Las pruebas de que la gestión privada, en determinados campos, es absolutamente contraproducente para los intereses de la mayoría se acumulan cual montaña.

Sin embargo, la corriente de opinión que impulsan los Medios de Comunicación continúa inalterable: la gestión privada siempre es más eficiente y mejor que la pública.

Nada tiene que ver que dichos medios de comunicación estén en manos de empresas que se lucran directamente de la privatización de dichos servicios. Y si usted piensa eso y además cree que determinados servicios han de estar en manos públicas, es que es usted un progre trasnochado, obsoleto comunista retrógrado y subversivo.

Raúl Martín Fernández

Anuncios