Etiquetas

, , , ,

Carlos y Carmen, los dos sindicalistas condenados a tres años de prisión.

Carlos y Carmen, los dos sindicalistas condenados a tres años de prisión.

Esta semana ha entrado en prisión un activista por defender los derechos de todos nosotros.
Son nada menos que 300 los sindicalistas procesados en España, desde luego todo un récord en esta ejemplar democracia occidental en la que vivimos.

La teoría dice que, la severidad de la pena impuesta, ha de estar en relación directa con la gravedad del perjuicio causado a la sociedad por la falta cometida.

¿Es de suficiente gravedad el delito cometido por Carlos como para merecer TRES años de privación de libertad?, no lo parece en absoluto, no se busca por tanto proteger al cuerpo social, sino imponer una pena atemorizante.

Son tremendamente reveladoras al respecto las palabras del fiscal del caso: “condena ejemplarizante, no sólo para ellos sino para que a nadie se le ocurra hacer nada parecido

Carlos ha sufrido, por lo tanto, una pena al calor de unas leyes dictadas con el único propósito de proteger la imposición de un proyecto político… ¿y saben cómo se denomina a las personas que sufren ese tipo de represión?, pues sí, efectivamente: presos políticos.

Ya que estamos con definiciones, a ver si adivinan ésta: nombre del sistema de gobierno en el que la clase dominante impone el sistema socioeconómico que más conviene a sus intereses, incluso recurriendo a la represión policial y encarcelando a los que se resisten.

Lo han adivinado ¿verdad?… ¡sí, efectivamente!, la respuesta es democracia, o al menos, eso es lo que nos aseguran, que este sistema en el que vivimos es una democracia.

Raúl Martín Fernández

Anuncios