Cabeza de gitano

Etiquetas

, , , , ,

Sin nadie que los defienda, son las víctimas ideales de la deportación

Sin nadie que los defienda, son las víctimas ideales de la deportación

Hace unos días, en El Elíseo:

-François, nuestra política de reformas no tiene efecto, si de verdad queremos hacer algo tendríamos que cambiar el sistema, y no limitarnos a ponerle parches.

-Vamos Manuel, no me jodas, ¿qué pretendes, que se nos echen encima los mercados?

-Querrás decir el capital, aquí no hace falta que hables con eufemismos, presidente.

-Pues sí que te has levantado hoy tocapelotas, Manolo, anda, deja el marxismo a menos que vayas a citar a Groucho, y haz algo útil por tu país.

-Tú dirás, François.

-Busca alguna minoría a la que echarle el muerto, algún enemigo exterior, eso siempre funciona, pero por favor, que no sean los judíos, que eso la gente ya lo pilla a la primera. Quizá podríamos recurrir a aquello de volcar los camiones españoles…

-Vaya cosas que me pides, presidente, te recuerdo que yo soy de origen español.

-Joder, pues no estás hoy tiquismiquis ni nada, Manuel, yo que sé… ¡a los gitanos!, dale caña a los gitanos, a esos no los defiende nadie, organízame unas cuantas deportaciones, que eso siempre entretiene al personal.

-Pero François, eso mismo es lo que le reprochábamos a Sarkozy, no lo entiendo…

-Pues tiene las letras muy gordas Manuel: la Le Pen nos está comiendo el terreno, y no voy a permitir que esa perra nos supere; y si para evitarlo hay que sacrificar unos cuantos gitanos, pues se hace, ¿a quién prefieres de enemigo, al capital o a los gitanos? ¡es por Francia Manuel, por Francia, es la patria la que nos necesita!, ¡Vive la France!

-¡Vive la France, Monsieur president!

Raúl Martín Fernández

Anuncios

Es un momento fantástico

Etiquetas

,

Botín, ese ciudadano honesto

Botín, ese ciudadano honesto

No me he vuelto loco, la cita no es mía. Se trata de la última declaración del presidente del Banco Santander, don Emilio Botín, quien durante los fastos para celebrar la expansión de su negocio por los EE.UU. de América aseguró que “es un momento fantástico, a España le está llegando dinero para todo”.

Mantengamos la calma, hagamos como si no nos acabaran de escupir a la cara que no hay crisis, que todo es mentira, y que lo de la escasez y miserias es solo para algunos, y que, casualmente, esos algunos no son ellos.

Hagamos como si no acabaran de escupir a la cara de las decenas de miles de desahuciados a los que arrebatan la casa para mantener los márgenes de beneficio económico, hagamos como si no acabaran de escupir a la cara de todas las personas a las que han privado de su derecho a la asistencia sanitaria porque no hay dinero para mantenerla.

Hagamoslo, porque mucha gente defiende que tenemos que seguir financiando a la banca, tenemos que hacerlo porque son imprescindibles para que funcione el sistema, y claro, es nuestro deber velar por la supervivencia de un sistema que nos está masacrando.

Mantengamos la calma para poder seguir defendiendo que estos parásitos sociales son algo necesario, para que siga instalado en la sociedad el gigantesco Síndrome de Estocolmo que la hace adorar a sus opresores.

La banca internacional financia tiranos, represiones violentas, ocupaciones militares, saqueos de materias primas; financia y sostiene a este sistema que nos sangra. Todo con el único objetivo del lucro de unos pocos: son la mayor plaga que azota a la humanidad, y cualquier cambio que queramos emprender ha de pasar, necesariamente, por arrancarles el poder de sus manos chorreantes de sangre.

Pero no nos enfurezcamos, y mantengamos la calma.

Raúl Martín Fernández

El falso debate de las becas

Etiquetas

, , , , ,

Universidad de Helsinki, en Finlandia la educación es gratuita en todos los niveles.

Universidad de Helsinki, en Finlandia la educación es gratuita en todos los niveles.

Vuelve el curso político y vuelve el ministro Wert a intentar convencernos de lo imposible: que la disminución que ha ordenado en las becas mejorará la educación.

Pero no solo el ministro, sino que todos los actores involucrados discuten en torno a lo mismo, acerca de si disminuir o aumentar dichas becas, obviando la raíz del problema: que un sistema educativo en el que haya que pagar dinero, siempre producirá discriminaciones.

La solución por lo tanto se desvela por sí misma: la única forma de garantizar la igualdad de oportunidades es la gratuidad total de la enseñanza en todos sus niveles, desde preescolar hasta la universidad, ambos inclusive.

Por supuesto, los reflejos condicionados que tenemos implantados por los Medios de Desinformación Masiva, nos llevan a exclamar de forma inmediata: “¡eso es imposible!, ¿cómo se va a pagar?”, ya que nos han adoctrinado para que todo lo enfoquemos únicamente desde la óptica monetarista. Pero si esperan y continúan leyendo un poco más, les explicaré que lo que expongo no es ninguna locura.
Todo parte de una falsedad, que es la diferenciación interesada entre alumnos normales y becados, exigiendo a estos últimos, que por supuesto son los de las clases económicamente más desfavorecidas, un rendimiento académico superior. El argumento es falso porque en la universidad pública española, el Estado aporta entre el 70% y el 80% del coste de la carrera, dicho de otra forma, TODOS los alumnos están becados, independientemente de su situación económica.
El problema es que, incluso pagando tan solo el 20% de la matrícula, hay carreras que se disparan hasta los 2.000 euros anuales, y esto es evidente que supone una barrera.
Así pues, en nuestra universidad (servicio público, les recuerdo), la barrera de acceso no son solo las aptitudes académicas del alumno, sino también su capacidad económica.

“Pero para eso están las becas” pensarán algunos. Bien, aún pasando por alto el hecho ya explicado de que en realidad en España todos los alumnos están becados, el sistema de becas exige que el alumno sin recursos económicos que se acoja al mismo saque una media de 6,5 en su expediente académico, mientras que al alumno normal (lease el que tiene dinero para pagar el impuesto revolucionario del acceso a la educación universitaria), solo se le exigirá para aprobar un 5. Mismo curso, misma materia, dos notas distintas para aprobar en función, única y exclusivamente, de la extracción social del alumno.
O dicho de otra forma: a igual rendimiento académico, el alumno con dinero podrá permanecer en la Universidad y el humilde se tendrá que largar a su casa. ¿Dónde quedó la tan cacareada igualdad de oportunidades?.
Por lo tanto, la única manera de conseguir dicha igualdad de oportunidades es la absoluta gratuidad de la educación universitaria, como ya ocurre en Finlandia. ¿La financiación para conseguirlo?, teniendo en cuenta que el Estado ya financia gran parte del coste, no supondría un gran esfuerzo económico el cubrir ese 20% restante, bien mediante una reducción de las plazas universitarias actualmente disponibles o bien mediante un aumento del presupuesto de educación, o mejor aún, mediante una combinación de ambas medidas.

Se trata de la única solución igualitaria, ya que la actual política de becas, en la que se pide diferente rendimiento académico a los alumnos según sea su nivel económico, es claramente discriminatoria. Y además, es una solución perfectamente realizable incluso dentro de las actuales estructuras económicas, por lo que la elección de uno u otro modelo educativo es una cuestión puramente ideológica.
Para que luego digan que las ideologías han muerto.

Raúl Martín Fernández

Hipocresía oficial

Etiquetas

, , , ,

La ejemplar actuación de bomberos y sanitarios evito el colapso de los maltrechos sistemas de emergencia.

La ejemplar actuación de bomberos y sanitarios evito el colapso de los maltrechos sistemas de emergencia.

La enorme tragedia humana acaecida en Santiago la tarde del 24 de julio es innegable, pero es uno de esos casos en los que los árboles no nos deben de impedir ver el bosque.
Voy a hablar de como los servicios de emergencias, muy al contrario de lo que se difunde en todas las informaciones oficiales, han fallado miserablemente. Y han fallado por la brutal política de recortes a que dichos servicios públicos se han visto sometidos.

“Pero, si todos los heridos fueron evacuados con celeridad, y atendidos correctamente en los hospitales” me objetarán los lectores. Y es cierto, el resultado es irrefutable: el rescate fue un éxito, y la atención médica recibida también… pero no gracias sino a pesar de los dispositivos preparados al efecto.

El rescate y excarcelación fueron ejemplarmente realizados por unos bomberos que, anteponiendo el sentido del deber, abandonaron la huelga que estaban manteniendo e incluso se incorporaron a sus puestos de trabajo bomberos que estaban de vacaciones. Se incorporaron, insisto de forma voluntaria y altruista, y no porque hubiera un plan de emergencias establecido que así lo requiriese; fueron los trabajadores (esos funcionarios públicos tan denostados últimamente) los que, a título individual, decidieron acudir a su puesto de trabajo… así que no venga ahora la Xunta gallega a colgarse medallas por la excelente gestión de la emergencia.

La atención médica merece otro capítulo aparte. Se trata de un sector absolutamente desbordado por la tijera inmisericorde del Gobierno, la víspera misma del accidente, el SATSE (sindicato de enfermería) denunciaba la lamentable situación de los servicios, con cargas de trabajo imposibles de asumir por los profesionales sanitarios… ¡y eso en situaciones normales!, es evidente que, ante cualquier emergencia, los servicios quedarían desbordados y colapsados, ¿por qué no ocurrió?, pues porque acudió a trabajar a los hospitales el personal sanitario en paro. Una vez más, sin ningún plan previo, sin que nadie les llamara, de forma voluntaria y altruista, evitaron con su solidaridad y esfuerzo que colapsase el sistema de emergencias gallego.
Los responsables de dichos dispositivos de emergencias todavía tienen hoy la desfachatez de sacar pecho, y desde el Ministerio de Fomento se les ha felicitado por su actuación coordinada y excelente.

Por supuesto se me criticará mucho este artículo, por insolidario y oportunista, ya que es evidentemente mucho más solidario lo que hacen las autoridades, dejando los servicios públicos al borde del desastre para luego aparecer con caras compungidas en el lugar del accidente.  También se me echará en cara aprovechar el dolor de las víctimas, es mucho mejor abordar el tema como han hecho los medios de (in)comunicación de masas, sacando en directo a familiares destrozados por la pérdida incapaces de articular palabra, mucho más informativo ¡dónde va a parar!.

Disparen a discreción.

Raúl Martín Fernández.

Aguirre, la cólera de Dios

Etiquetas

, , , , ,

Primera sesión de investidura de Aguirre, nada se interpone nunca en su camino.

Primera sesión de investidura de Aguirre con Tamayo en la tribuna, nada se interpone nunca en el camino de Esperanza.

Esperanza Aguirre, al igual que en la mencionada película alemana, busca su particular El Dorado: la presidencia del Gobierno.
Para ello cuenta con un poderoso aliado, el director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, quien ya ha comenzado la fase final de la operación de acoso y derribo del Gobierno de Rajoy, ¿se han fijado que las listas que filtra dicho diario están plagadas de los enemigos políticos de la lideresa?.
Aguirre es la única líder del partido de esa época cuyo nombre no aparece en los susodichos papeles de Bárcenas, casualidades de la vida, y además sus potenciales rivales -y apoyos de Rajoy- son los que peor parados salen, más casualidades de la vida.

La señora Esperanza, líder espiritual del sector duro del PP, lleva tiempo intentando quitar de enmedio a Mariano Rajoy, si bien nunca ha tenido el coraje de hacerlo abiertamente; lo suyo son más los subterfugios y las puñaladas por la espalda, a Esperanza no le gusta perder, solo aparecerá como salvadora cuando Mariano y su equipo ya estén políticamente muertos. De momento, va preparando el terreno, distanciándose como si ella nunca hubiera formado parte de esa cúpula ni de ese Gobierno.

Pero no se trata de una jugada personal de Aguirre, este movimiento hay que enmarcarlo dentro de la estrategia iniciada por el sector duro del PP, que inició el ataque con la famosa entrevista del expresidente Aznar en televisión.
Este sector, plenamente identificado con la doctrina neocon del Partido Republicano de Estados Unidos, ve en la actual crisis la oportunidad que llevan tanto tiempo esperando: la posibilidad de desmontar el Estado Social europeo de una vez por todas, y avanzar hacia un modelo de sociedad como el estadounidense, donde cada individuo tenga las prestaciones que se pueda pagar.
Dado que a juicio de este sector duro neocon Rajoy está abordando ese desmantelamiento muy despacio, urge removerlo del sillón, antes de que la izquierda salga de su estupor y pueda organizar una respuesta coordinada.

Los neocon sienten que tienen que pisar el acelerador a fondo, ya que las encuestas en el sur de Europa (tanto en Portugal, como en Grecia y España) vaticinan fortísimos aumentos de la izquierda alternativa, y les entran sudores fríos solo de pensar en un hipotético frente común contra las políticas de Bruselas.

La apuesta de Aguirre es clara, conseguir derribar a Rajoy cuanto antes, y que el Congreso la nombre presidenta del Gobierno, una posibilidad muy real, ya que nuestra Constitución no obliga a que el presidente sea diputado.

En 1935, un escándalo de comisiones ilegales y sobresueldos acababa con el Gobierno de derechas de la República y con el llamado Bienio Negro, las elecciones posteriores darían la victoria al Frente Popular.
Este precedente sin duda le quita el sueño a la lideresa, ella solo sabe ganar, por eso intentará forzar su nombramiento sin pasar por las urnas.

La última palabra, de momento, la tiene Rajoy, ¿permitirá el ascenso de Aguirre?, ¿anticipará elecciones para boicotear a su archienemiga?, ¿o hará lo que hace siempre Rajoy, es decir, nada, a la espera de que escampe el temporal?.

Lo más probable es que elija la última opción, pero en esta ocasión no va a escampar, de eso ya se encargará Pedro J.

Raúl Martín Fernández.

Statu quo

Etiquetas

,

Los dos partidos mayoritarios están dispuestos a "atrincherarse" en el Congreso.

Los dos partidos mayoritarios están dispuestos a “atrincherarse” en el Congreso.

Hace aproximadamente un mes escribí sobre la necesidad de que el PSOE se integrase en una gran coalición de izquierdas, para que con generosidad y renunciando a un papel preeminente (que ya no tiene en la izquierda española) contribuyese a la creación de un gran polo de oposición a las políticas neoliberales.

Finalmente los socialistas parece que están totalmente decididos a dar un paso en pos del acuerdo, pero para continuar en su deriva sin fin hacia la derecha, para confluir con el Partido Popular.

Es lamentable ver cómo el Partido Socialista se ha negado a hacer el más mínimo esfuerzo para confluir con el gran movimiento de la izquierda que ya se está gestando, pero sin embargo no ha dudado un segundo en renunciar a sus señas de identidad sociales para allanar el camino a la Gran Coalición con el PP.

Dado que la política económica de los dos grandes partidos es prácticamente idéntica desde los años 90, si ahora el PSOE también renuncia a pelear en terrenos ideológicos como la sanidad y la educación ¿se puede saber qué le queda?, después de tantas renuncias a su ideario, es que ya no se le va a poder describir ni siquiera como socialdemócrata, porque socialista evidentemente hace mucho que dejó de serlo.

El patético espectáculo que está dando el señor Rubalcaba, arrastrándose día tras día en un intento de conseguir la palmadita de Rajoy, está dejando su imagen pública a la altura del betún, de momento desde el PP usan a los socialistas para algún acuerdo puntual sobre Europa con el que mitigar su desgaste en el Gobierno e ir tirando.

El PSOE ha dejado definitivamente huérfana a una gran parte de la población, que sigue luchando cada día, cada uno en su ámbito, contra los atropellos e imposiciones ideológicas del gobierno Rajoy. Población que siente que ya no puede apoyarse de ninguna manera en un partido que, en vez de plantar cara, prefiere pactar para intentar mitigar su desgaste.

Defender el Sistema
Porque de eso es de lo que va todo este asunto en última instancia: ante el ascenso cada vez mayor de la izquierda transformadora, al PSOE le ha entrado pánico, y a menos que entre en razón en el último instante, se arrojará sin pudor en brazos del PP para intentar por todos los medios conservar al actual statu quo. Si los números lo permiten, es casi seguro que tras las próximas elecciones veremos un gobierno PP-PSOE, que bloqueará cualquier cambio significativo.
Estas dos organizaciones se ven a sí mismas como las garantes de la viabilidad del país, e imbuidas de esa mesiánica visión despreciarán a todos los que exigimos un cambio radical, a los que pedimos la superación, de una vez por todas, de este sistema socioeconómico que nos asfixia.

La letra de la Internacional Socialista proclama “cambiemos el mundo de base”, al menos estos acontecimientos han servido para dejar clara una cosa: que dicho cambio no llegará de la mano del actual PSOE.

Raúl Martín Fernández

Cantos de sirena

Etiquetas

, , ,

Los últimos datos confirman la pérdida de la hegemonía del PSOE. Fuente: Metroscopia-El País

Los últimos datos confirman la pérdida de la hegemonía del PSOE. Fuente: Metroscopia-El País

Los medios de comunicación del stablishment ya han marcado un nuevo objetivo, y el acuerdo entre los dos grandes partidos se ha convertido en el nuevo mantra de las tertulias políticas.

Rubalcaba, deseoso como está de reflotar al maltrecho PSOE, parece que ha mordido rápidamente el anzuelo, le ha faltado tiempo para anunciar que “está dispuesto a ceder” con tal de llegar a un acuerdo con el Gobierno. El Secretario General socialista ha errado, una vez más (y ya he perdido la cuenta) el camino.

Ese acuerdo no sería bueno ni para el país, ni para el partido que dirige el propio Rubalcaba, ni tampoco para el conjunto de la izquierda española.

Malo para el país
Se está demostrando día a día que las políticas de recorte del gasto no traen más que recesión económica, mayor paro y menores ingresos. La rebaja del déficit no va a arreglar la crisis, ya que no fue su causa, sino que es un subproducto de la misma.
Si tenemos eso claro, y el líder de un partido socialista debería tenerlo, no tenido sentido ninguno dar aire a un Gobierno que ya ha manifestado en varias ocasiones que no piensa cambiar de rumbo.

Malo para el PSOE
El gran pacto de estado ya se ha ensayado anteriormente en otros países, siempre con el mismo resultado: el partido de derechas sale reforzado y el de izquierdas maltrecho. Grecia es el ejemplo más cercano en el tiempo, su apoyo al ejecutivo conservador ha hecho que el PASOK pase de ser el referente de la izquierda griega a un partido residual, que no aglutina ni el 8% de los votos.

Cuando la fórmula se ensayó en Alemania, el SPD (socialdemócratas alemanes) se estrelló en las siguientes elecciones con una bajada de casi el 40% de los votos, dejando el camino expedito para que Merkel formase una coalición de derechas pura con el FDP (Partido Liberal)

En Italia se va por el mismo camino, con un pacto entre el PD y el PDL de Berlusconi. El empecinamiento por pactar con la derecha ha llevado a una auténtica guerra civil dentro de la izquierda italiana, cuyos militantes están abandonando el partido a raudales, y cuyos propios diputados empiezan a ir por libre.

Malo para la izquierda
Tengan en cuenta que el Gobierno actual no necesita pactar (tiene mayoría absoluta), por lo tanto, si la derecha mediática apuesta por un pacto de estado, la única explicación es que pretende sacar un rédito electoral, que en este caso sería la práctica eliminación del PSOE.
Y no se engañen, la aniquilación del PSOE no será un triunfo para la izquierda española, como parecen pensar muchos, ya que la construcción de una alternativa sólida para alcanzar el Gobierno dejaría el terreno libre para mayorías aplastantes de la derecha durante una década.

El PSOE se encuentra en una encrucijada, es evidente que ya no es la referencia de la izquierda española, como se refleja en las últimas encuestas, pero todavía puede ser un elemento muy útil si apuesta por dos acciones simultaneas:
La primera, impulsar una gran coalición de izquierda, pero desde la humildad, ya que no está en situación de imponer nada.
Y la segunda, y más importante, iniciar una profunda reforma interna que entregue el control de la formación a sus militantes, quitándoselo a los dirigentes que lo ejercen ahora de forma piramidal.
Si por el contrario escucha los cantos de sirena y se arroja en los brazos de la derecha, habrá firmado su paso a la irrelevancia política.

Raúl Martín Fernández

Sí, bwana

Etiquetas

, , ,

Estos son la Ley y el Orden que quieren los bancos.

Estos son la Ley y el Orden que quieren los bancos.

Los bancos, en su avaricia desmedida, pueden conseguir la resurrección  de un PSOE que parecía destinado a una lenta y agónica desaparición. Suponiendo, claro está, que Rubalcaba y su equipo sean capaces de ver la jugada, y, lo que es más importante, se atrevan a plantar cara a las entidades financieras.

Supongo enterados a mis lectores del decreto del Gobierno andaluz, posibilitando la expropiación de viviendas vacías en manos de los bancos para realojar a víctimas de desahucios. Por supuesto, a raíz del mismo durante toda la semana pasada, los perros mediáticos del gran capital español, realizaron su habitual campaña de intoxicación masiva, según la cual, el sur de España se había convertido poco menos que en la República Socialista Soviética Andaluza.

Pasadas las chorradas folclóricas habituales del tipo que vienen los rojos y demás zarandajas, esta semana viene lo importante de verdad: el intento directo y descarnado de imponer su voluntad (la de los bancos) por la fuerza.
Para conseguirlo han iniciado una ofensiva en tres frentes: presiones al Gobierno Central para que se oponga al decreto, presiones al Gobierno andaluz amenazándolo con la asfixia económica, y también presiones al PSOE a nivel federal para que no se atreva a extender el modelo al resto de España.

Primera derivada
La primera consecuencia es la que afecta directamente al PSOE, al que en realidad la situación puede beneficiar, si, como decía al principio, se juegan bien las cartas; ¿cómo conseguir que esto se torne a su favor?, veamos:
En primer lugar, difundir las amenazas y presiones al máximo, en vez de que nos tengamos que enterar de rebote.
En segundo lugar, firmeza, no retroceder ni un paso en el decreto andaluz, y además extenderlo al resto de España.
En tercer lugar, comenzar de forma inmediata las expropiaciones en Andalucía, y que sean publicitadas a bombo y platillo, para que quede bien claro que no se trata solo de una pose de cara a la galería.

Llegados a este punto el PSOE habría acumulado un enorme respaldo ciudadano, con lo que dudo mucho que los bancos se atreviesen a ejecutar su amenaza, es evidente el enorme capital político que acumularían los socialistas, como aquellos que se atrevieron a enfrentarse a la banca y doblegaron su voluntad.

Claro que también cabe la otra alternativa, esa en la que los bancos sí se atreven a ejecutar la amenaza y hunden al PSOE. En esta tesitura los socialistas perderían sus siglas históricas, pero a cambio, la nueva fuerza que fundasen bajo otro nombre, tendría tal legitimidad acumulada después de haberse enfrentado abiertamente al poder financiero que arrasaría en las elecciones.
Claro, que para eso hay que anteponer la ideología a las siglas, y estar dispuestos a arriesgar la supervivencia del Partido (y lo pongo en mayúsculas porque para muchos militantes, El Partido está por encima de cualquier cosa, ideología incluida).
¿Será capaz la actual dirección de tomar un camino tan osado?, el tiempo lo dirá, aunque los antecedentes no invitan al optimismo.

Segunda derivada
Pero abramos el foco y veamos el panorama completo; éste no es un asunto que afecte en exclusiva al PSOE y su futuro político, ni un episodio más de lucha ideológica entre distintas formaciones: esto es la más descarada y abierta injerencia del poder financiero en nuestra política que he tenido ocasión de ver.
No podemos consentir como algo normal, que cuando se legisla contra los intereses de la banca, ésta presione (sin ni siquiera hacer amago de esconderse) para que se cambien las leyes a su favor.

Es además muy triste, ver como en los partidos de enfrente, e incluso en voz baja dentro de las propias filas socialistas, muchos sonríen con condescendencia mientras dicen esto es lo que pasa por meterse con los bancos.

Pues esto, ni más ni menos, es lo que se está dilucidando aquí: si de una puñetera vez esta sociedad se va a enfrentar abiertamente al poder financiero, o si una vez más vamos a agachar la cabeza mientras decimos sí bwana.

Raúl Martín Fernández

La soledad coreana

Etiquetas

, ,

Bandera de la República Popular Democrática de Corea.

Bandera de la República Popular Democrática de Corea.

La crisis en Corea se está convirtiendo en un auténtico caso de manual de manipulación informativa, con todos los ingredientes habituales de la desinformación que se aplican en caso de conflicto bélico.

Porque eso es lo que está recibiendo el ciudadano occidental, no hablo ya solo de España, en este asunto que nos ocupa: una visión totalmente sesgada y desde un único punto de vista.

No trato en este artículo de defender a Corea del Norte, no es el objetivo. Lo que quiero defender es el derecho de la gente a ver todo el panorama y decidir por sí misma.

Desde el minuto uno en que esta crisis ha empezado a aparecer en los medios de comunicación, se ha hecho enfocándolo desde el punto de vista de las provocaciones de Corea del Norte, cargando de esta forma toda la responsabilidad de la tensión generada en el Gobierno de Pyonyang.

Por ejemplo, no se mencionan en ningún momento (o se hace de forma mínima) las maniobras conjuntas que vienen realizando desde hace más de dos meses los ejércitos de Corea del Sur y EE.UU.
Estas maniobras se realizan periódicamente de forma anual, y aunque siempre generan protestas diplomáticas, este año la tensión es mayor, ya que están siendo notoriamente más largas y agresivas, con ensayos de ataques aéreos en la misma frontera.

Para que se hagan una idea, uno de los ejercicios de los ensayos consiste en lanzar escuadrones de bombarderos hacia el espacio aéreo norcoreano y, en el último momento, variar el rumbo. ¿Y todavía se extrañan de que las autoridades de ese país estén de los nervios?.
Pero lo único que llega al espectador occidental son las airadas protestas norcoreanas. Lógicamente, si solo se recibe la información correspondiente a la respuesta norcoreana se obtiene una imagen de un país belicoso, cuando en realidad se trata de las mismas medidas que tomaría cualquier país que tuviera fuerzas hostiles lanzando ataques simulados a escasos kilómetros de su frontera. Imaginen que la armada marroquí se pusiera frente a las costas españolas a simular ataques con misiles, bombardeos y desembarcos, ¿cómo reaccionaríamos?.

Pero sin duda lo más destacado es que en nuestros noticieros se presenta a Corea del Norte como un país aislado, y al que a pesar de todas las provocaciones no se invade, básicamente, porque somos muy buenos y siempre intentamos evitar la guerra a toda costa.
Lo cierto es que Rusia ya ha enseñado los dientes, con un inocente simulacro, mandando a sus bombarderos a visitar cortesmente instalaciones y buques estadounidenses. Es evidente que los rusos no quieren verse en la situación de tener tropas de EE.UU. a unas pocas decenas de kilómetros de Vladivostok, que es la base de su flota del Pacífico, y eso es lo que ocurriría en caso de invasión yanqui.
Tampoco se ha hablado de la movilización china, que ha puesto a sus tropas en alerta, y desplazado más efectivos y material a la zona. También resulta evidente que los chinos no tienen ninguna intención de permitir que tropas estadounidenses se coloquen justo en su frontera.
Pero Corea del Norte está sola, que lo sé yo, que me lo han dicho en el Telediario.

En definitiva, la información que está recibiendo el ciudadano occidental medio no le permite evaluar correctamente la situación, ya que ni le explica los motivos reales de la crisis (al menos no en su totalidad), ni tampoco le muestra todas las fuerzas implicadas en una hipotética acción militar.
¿Por qué este ejercicio de desinformación?.

Raúl Martín Fernández

El otro Chipre

Etiquetas

,

Chipre son dos países, ¿por qué se habla solo de uno? Fuente: Adaptación de Enrique A.Chaparro de trabajo original de Golbez.

Chipre son dos países, ¿por qué se habla solo de uno?
Fuente: Adaptación de Enrique A.Chaparro de trabajo original de Golbez.

Es llamativo cómo se habla de Chipre en los informativos, no solo por la cantidad de veces que se hace referencia a este pequeño país, a consecuencia de la ¿cómo llamarla?, ¿intervención, rescate?, ¿o saqueo, como aseguran los rusos y también muchos chipriotas?, sino también por la forma en que se hace.

Y con la forma me refiero a la insistencia en tratar a Chipre como si fuese un único país, cuando en realidad se trata de una isla dividida en dos, simplificando, hay un Chipre del Norte (República Turca del Norte de Chipre) y un Chipre del Sur (República de Chipre) al igual que en Corea.

No se trata de dilucidar quién tiene la razón de su parte en este conflicto, lo que llama la atención es el absoluto silencio al respecto. Cuando se habla del rescate de Chipre o de la quiebra de su economía, se pasa totalmente por alto que eso solo afecta a una parte del país… casualmente la misma parte del país que ha seguido la política económica de Bruselas y que está en el Euro.

Es realmente digno de estudio: cómo la parte norte del país, que siempre ha sido la zona pobre, con un menor crecimiento y menor renta per cápita, de la noche a la mañana se ha convertido en el hermano rico gracias al estrepitoso colapso de la economía del sur.

No se puede atribuir el que ahora el norte sea la zona rica a su mayor crecimiento, no, es el sur el que se ha derrumbado.
Si en los medios de comunicación se hablase realmente de todo Chipre, tendrían que explicar porque el norte sigue su rumbo tranquilo y sin sobresaltos, mientras que el sur, que es el que ha seguido la ortodoxia económica, y además estaba en el tan beneficioso Euro, se ha hundido.
Como explicar eso sin reconocer que todo nuestro sistema económico es un inmenso error, es poco menos que imposible, pues mejor hacer como que el otro Chipre no existe.

La estrategia es clara: si hablamos de un único Chipre, seguro que conseguimos que la gente no se dé cuenta de que en la realidad que les contamos falta casi la mitad de la isla, justo la mitad que se ha salvado de este desastre.

Raúl Martín Fernández.