Etiquetas

, , ,

Irlanda era un país próspero, incluso cuando la crisis azotaba el continente, su economía funcionaba bien.

Pero la banca irlandesa (deuda privada por tanto) estaba tocada. Había jugado en el gran casino de la especulación, para obtener grandes beneficios, y la fortuna se había girado en su contra, estaba al borde de la quiebra.

El estado irlandés decidió entonces nacionalizar la banca, para así salvar al sistema de la ruptura.
Pero resultó que las entidades venían con sorpresa, ya que la deuda real era mucho mayor que la reconocida.
De esta forma, de la noche a la mañana, un país saneado se encontró con una deuda pública desenfrenada, y se vio abocado al rescate financiero por parte de la Unión Europea.

¿Encuentran algún paralelismo con la actualidad?, ¿se les ocurre algún país que haya cometido la misma estupidez suicida que Irlanda últimamente?.

Tras destaparse el alcance de la deuda real de Bankia (y por lo tanto, la nueva deuda asumida por el Estado español) la prima de riesgo cabalga desbocada, nadie quiere arriesgarse a financiar a España: temen que no pueda devolver el dinero prestado.

El Gobierno tomó la decisión, al poco de asumir el poder, de aumentar las garantías bancarias hasta límites muy elevados, para “tranquilizar a los mercados” (bendito mantra), de esta forma se supone que el Estado actúa como garante en caso de quiebra… curiosamente esa misma medida fue la que adoptó el Gobierno irlandés.
Eso hace que sea imposible que el Estado permita quebrar a Bankia o a cualquier otra entidad: su caída arrastraría al Estado detrás.
La única solución que les quedaba era, pues, la nacionalización de la entidad, para evitar su quiebra, por muy mal que estuviera.

El Gobierno tomó la decisión de elevar las garantías, tomó la decisión posterior de nacionalizar una entidad antes de permitirla quebrar.
Prácticamente cada día aumenta en varios miles de millones de euros el déficit público de España, según se va descubriendo la deuda real de Bankia. ¿A alguien le extraña que no nos quieran prestar dinero?.

Claro que ahí está el Gobierno, para alegrarnos el día con sus notas de humor: la prima de riesgo no sube por su nefasta gestión, que va:
El martes el ministro de exteriores aseguró que silbar al himno produce “imagen de estabilidad”, y eso hace subir la prima de riesgo.
El miércoles el ministro de economía ha declarado que la culpa de dicha subida es de “la inestabilidad griega”.

Ya me quedo mucho más tranquilo: nuestro Gobierno no tiene ninguna responsabilidad en todo lo que está pasando, la culpa siempre es de “los otros”.

Disfruten de lo votado

Raúl Martín Fernández

Anuncios